viernes, 10 de junio de 2016

#pocatrucos: Aceite de romero para detener la caída del pelo

Se me cae muchísimo el pelo. ¿Os suena, no? La verdad es que no es nada nuevo, siempre se me ha caído un montón y siempre me he quejado de que tengo poca cantidad. Aunque todo el mundo diga lo contrario. Lo dicen porque mi pelo al ser rizado tiene mucho volumen pero en realidad no tengo tanto. Aunque tampoco tan poco como creo. Lo que pasa es que es muy muy fino y abulta poco.

Bueno, pues eso, que siempre se me ha caído un montón. A temporadas menos y a temporadas tanto que me asusto y entonces solía salir corriendo a la farmacia a por algunas vitaminas. He probado varias y aunque alguna me gusta especialmente no me termina de parecer un remedio. Porque, en mi opinión, no frenan la caída si no que hacen que te crezca mucho más. Pero te crece pelo nuevo que en mi caso es un rollo porque me se me llena la frente de mini ricitos que hasta que cogen una longitud cómoda pueden pasar meses y meses.

Así que hace unos años, en una temporada de desesperación me puse a investigar remedios caseros y descubrí el aceite esencial de romero. El romero es una planta medicinal esencial con múltiples usos y propiedades. Muchas comidas aprovechan su aroma para edulcorarlas pero también posee numerosas propiedades que se pueden emplear en el sector de la belleza y la salud.

Aceite de romero anticaída pelo


Si te preguntas para qué sirve, debes saber que mejora el crecimiento del cabello y detiene su caída, fortalece las fibras capilares y nutre lo folículos pilosos. También dicen que combate las canas, hidrata la barba, el bigote, las cejas... Respecto a las canas, no sé qué decir. Cierto es que sólo tengo 2 o 3 que me salieron antes de usar este aceite y también que mi genética dice que acabaré con la cabeza completamente blanca. Así que no sé si es el aceite o es casualidad pero parece que estoy retrasando mucho más de lo que esperaba la aparición de estas.

Se puede usar de muchas maneras pero yo me lo aplico junto al champú. En su día, cuando fui a comprarlo a la herboristería y pregunté cómo utlizarlo, me aconsejaron que a la cantidad de champú que te vayas aplicar le eches 3 o 4 gotas del aceite de romero pero yo lo que hago es que cuando empiezo un bote de champú nuevo, vuelco bastante cantidad de aceite en él (por lo menos un tercio del botecito) porque me resulta más cómodo que tener que volcarlo cada vez. Y así, Manu también se lo aplica sin saberlo. Porque él nunca se complicaría tanto pero estoy segura que le viene bien usarlo :) (de hecho pasa los 30 y no tiene ni canas ni está calvo).

Aceite de romero para caída pelo


Yo noté mucho la mejora y desde entonces no he parado de recomendarlo. A todos los que me han hecho caso les va bien. Probablemente a la gente con el pelo graso no le sirva porque le genere más grasa. Como mi caso es el contrario, tengo el pelo súper seco, no he notado ningún efecto negativo.

Se compra en herbolarios y aunque el bote parezca súper pequeño dura meses y meses. ¿Os animáis a probarlo?


2 comentarios:

  1. Tomo nota! A mí siempre se me ha caído mucho también y, como tú, al tenerlo rizado parece que tengo muchísimo, pero engaña... Ahora con el embarazo, tanto que decían que no se me caería, sigue igual. Eso sí, de las canas ya no me libro... jejeje.

    ResponderEliminar
  2. Te lo recomiendo totalmente. No sabía eso de que en el embarazo se cae menos... Me da la sensación de que hay tantos tipos de embarazos como mujeres. A cada una le sienta de una manera.

    Ánimo con el calor y mil gracias por comentar.

    ResponderEliminar

2 comentarios:

  1. Tomo nota! A mí siempre se me ha caído mucho también y, como tú, al tenerlo rizado parece que tengo muchísimo, pero engaña... Ahora con el embarazo, tanto que decían que no se me caería, sigue igual. Eso sí, de las canas ya no me libro... jejeje.

    ResponderEliminar
  2. Te lo recomiendo totalmente. No sabía eso de que en el embarazo se cae menos... Me da la sensación de que hay tantos tipos de embarazos como mujeres. A cada una le sienta de una manera.

    Ánimo con el calor y mil gracias por comentar.

    ResponderEliminar