miércoles, 27 de julio de 2016

Polos caseros

Hola! Hoy venimos con un post que seguro que os interesa. Se trata de hacer helados caseros (super fáciles) para estos días tan calurosos que estamos pasando.

No sé por allí, pero aquí arriba este año parece que estamos en la selva. Llueve mucho y hace un calorazo aplastante que te deja tonta todo el día.

Yo, que soy muy golosa, me paso el día a base de helados y bebidas fresquitas como ésta.

Hoy os traigo una selección de polos caseros, yo ya he probado un par y están riquísimos. ¿Os animáis a verlos?





Le Zoe Musings

Este es muy fácil y uno de mis favoritos. A la chica del blog "Le Zoe Musings" le quedan las fotos preciosas, y luego claro, cuando quiero hacer algo parecido me sale una chapuza... Te dejo con una de sus fotos para que veas lo que puedes llegar a hacer con un molde, un poco de yogurt y frutas. Si lo pruebas etiquétanos en IG con #polospocaandgo :)

Para hacer estos polos necesitas 

Fruta al gusto (fresas, mango, arándanos...)
Yogurt de vainilla
Granola
Miel

Lo único que tienes que hacer es mezclar bien los ingredientes e introducir esta mezcla en el molde, dejando un dedo más o menos libre. En este espacio pondremos un poco de granola (o cereales) y para que fije bien añadimos una buena cucharada de miel. Lo metemos en el congelador y en unas 5 horitas podemos disfrutar de esta delicia!


Westwing
No hay nada que me recuerde más al verano que el coco (me encanta para cremas corporales, champús, aceites etc) y además un buen ron. Para las noches de verano que se alargan en el jardín, uno de estos polos seguro que va ni que pintado. También parece muy fácil de hacer, así que si te apetece aquí tienes la receta.

Sólo vas a necesitar

100g de azúcar moreno
60g de coco en escamas
50 ml de ron
800 ml de leche de coco (puedes usar también yogurt de coco)

Lo unico que hay que hacer es mezclar muy bien todos los ingredientes y rellenar los moldes. Dejamos enfriar unas 4 o 5 horitas en el congelador y listo!


hungrygirlporvida

Un clásico entre los clásicos. Me encanta este tipo de polos. Como los demás es bastante fácil de hacer. Necesitamos:

Una taza de fresas troceadas
Dos yogures de vainilla
Unos 100g de chocolate blanco
Dos cucharadas de aceite de coco
Pistachos picados (opcional)

Ponemos en un bol los yogures de vainilla y una parte de las fresas. Lo mezclamos todo bien aplastando un poco las fresas para que el yogurt coja el color. Añadimos el resto de las fresas y colocamos en los moldes. Enfriamos 4 o 5 horas en el congelador.

Antes de sacar los polos del congelador calentamos el chocolate blanco junto con el aceite de coco en el microondas. Debemos vigilar y remover de vez en cuando para que el chocolate blanco no se nos queme (ejem, me ha pasado mil veces y me seguirá pasando...). Preparamos una bandeja a ser posible de metal (es mejor si la habéis dejado unos minutos en la nevera y que esté fresquita). Ahora tenemos que trabajar un pelín más rápido; desmoldamos los polos y los vamos introduciendo en el chocolate (o vamos echando el chocolate por encima). Metemos un par de minutos los polos en la nevera o congelador para que el chocolate se ponga durito y ya podemos o bien servir o guardar en una bolsa de plástico hermética para que estén listos para comer en cualquier otro momento.

Estos son los que a mi personalmente más me gustan (el de ron lo tengo que probar...). Pero la red está llena de ideas y con unas presentaciones espectaculares, así que si te gusta la idea o quieres probar puedes seguir investigando y compartir con nosotras tus hallazgos. No soy muy buena con las presentaciones y la fotografía aún se me resiste, pero con mucha práctica (y ganas!) seguro que para el año que viene te traigo el mismo post con mis creaciones ;)

Ya no queda nada para las vacaciones! Yupi!

No hay comentarios:

No hay comentarios:

Publicar un comentario