lunes, 29 de agosto de 2016

Los no propósitos de la vuelta a la rutina

Madrid
Ya estamos de vuelta. De vuelta a la capital, a su asfalto, a su calor, a su tráfico y a su intensidad. Esta mañana parecía que Madrid me saludase desde cada esquina con un letrero bien grande que dijese: "Welcome back".

Esta mañana, mientras tomábamos el café de "qué tal han ido las vacaciones", mi jefe nos ha preguntado que si teníamos propósitos para el nuevo curso. Lo he tenido que pensar un segundo para finalmente contestar: "no, la verdad es que no".


No es que yo no sea de propósitos, lo he sido y mucho, ni que Septiembre no sea el momento, sin duda es el mejor mes para empezar cualquier nueva rutina pero me he dado cuenta de que no es cuestión de iniciar cosas, si no de adoptarlas.

Justo estas vacaciones, durante un paseo con mi madre y una íntima amiga suya (casi una tía), hablábamos de cómo hacían ellas para ahorrar u organizarse para darse un capricho o invertir en una gran necesidad y difería tanto de mi forma de hacerlo que parecía mentira que fuera "hija" de ellas. Cierto es que su tipología de trabajo y el mío son bastante distintos, que ellas están acostumbradas a la seguridad del sueldo-fijo-para-toda-la-vida y yo estoy convencida que algún día me despedirán (o me despediré) de algún trabajo y pasaré una temporada en eso que llamamos paro. Al final, acabé resumiendo mi punto de vista respecto al concepto de "ahorrar" con la siguiente frase: "Es como lo de hacer dieta. Yo no sé hacer dietas, sé cuidar mi alimentación y hacer deporte regularmente para conseguir los cambios que me propongo. Pues ahorrar es igual, sé guardar un poquito en base a lo que tengo. Si me dices que tengo que ahorrar tanto en X tiempo me agobio. Por eso, no es ahorrar ni hacer dieta, es un estilo de vida".

Pues con los propósitos me pasa igual. No tengo unos propósitos concretos, tengo un estilo de vida que depurar para obtener esos objetivos que todos tenemos.

It's not a season, it's a lifestyle

Espero que os guste nuestro estilo de vida y nos sigáis leyendo durante mucho, mucho tiempo.

Welcome back, amigos.

No hay comentarios:

No hay comentarios:

Publicar un comentario