viernes, 16 de septiembre de 2016

Sobre la amistad y otros viajes.

Hoy, la mitad de Poca&Go vuelve a coger un avión. Esta vez rumbo a Bilbao para hacer algunas etapas del Camino de Santiago por el País Vasco, nada intensivo y mucho más relajado que la última vez.

La pregunta que me ha tocado responder en las últimas semanas es "¿por qué?" y "¿con quién?". Hoy te lo cuento por aquí.

Sobre Amistad y otros viajes



A finales del año pasado teníamos claro que queríamos hacer el Camino. Max terminaba la Universidad y yo trabajaba de lunes a sábado, con jornadas interminables a lo que había que sumarle las guardias cada veinte días. No podía más. Decidido, en abril nos tomaríamos un mes "sabático" para recorrer casi 400 km por la costa norte española hasta llegar a Santiago de Compostela, ciudad donde nacieron mis abuelos.

Lo comenté muchas veces con mi compañera C. Ella era mi compañera de penas y alegrías aquellas interminables tardes los martes y viernes. Conectamos desde el principio y siempre hemos tenido una complicidad de estas que solo tienes con muy pocas personas, solo con mirarnos ya sabemos lo que pensamos. C. es una mujer muy luchadora y trabajadora y su pasión es ir a hacer senderismo a los Alpes sus días libres (placeres de vivir a solo una hora en coche de las montañas).

Cada vez que me preguntaba por el viaje se le notaba contenta por mí, pero triste al mismo tiempo. Un día me dijo que disfrutara mucho de mi viaje con Max, que su ilusión era también hacer algún día el Camino, pero que a su edad y además sola ya era algo que no iba a hacer jamás. C. perdió a su marido hace años por esa maldita enfermedad que todos conocemos y que prácticamente a todos nos ha tocado de cerca.

Yo ni corta ni perezosa le dije "C. búscate una fecha y nos vamos una semana a hacer el Camino: tú y yo". El brillo en sus ojos cuando se lo propuse fue algo indescriptible.

Pues esa semana ha llegado y hasta el viernes que viene estaremos paseando con la mochila al hombro. Como os dije en el último punto del post sobre el Camino, lo más importante para hacer cualquier viaje es la compañía. Soy de las que piensan que la amistad es igual de importante que el amor, la familia o la pareja y por eso, las amistades hay que cuidarlas y mimarlas.

Este viaje será diferente porque voy con C., que es mucho más mayor que yo y porque además es alemana y sí, la cultura es diferente. Pero como digo, la amistad no tiene edades ni fronteras y creo que al final del viaje estaré feliz por haber tomado la decisión de volver y de haber vuelto con ella.

No hay comentarios:

No hay comentarios:

Publicar un comentario