viernes, 16 de diciembre de 2016

Guía de viaje: París

Ayer, en una cena con unos amigos del Colegio Mayor, una de mis amigas pidió recomendaciones gastronómicas para París, porque va unos días en Navidad. Decía que era lo único que en realidad necesitaba porque todos tenemos claro lo que hay que ver en París.

Desde hace 6 años, cada vez que alguien me dice que va a París y quiere recomendaciones, le reenvío mi guía particular de París. En realidad, como siempre digo en el email que envío, no es mía, a mí sólo me la dedicaron.

Suscribo todo lo que dice y he aportado algunas cosas de la última vez que estuve en la ciudad de la luz. Hoy me apetece compartirla en el blog. Os dejo con Paris, mon amour...la guía perfecta.

Guía de París











1)      Ver, conocer, descubrir París, huid de la Torre Eiffel

Cierto es que París es monumental, grandioso, espectacular en cada una de sus calles y avenidas. Pero lo es más si sabes moverte, si sabes buscar aquellos sitios que no todo el mundo es capaz de encontrar. Efectivamente no hay que dejar de visitar la jodida Torre Eiffel, Arc de Triomphe, la Opera, el Louvre, Pompidou, Sacré Coeur y bla bla bla bla…pero para eso os cogéis la guía que os lo explicará mucho mejor.

París


Sin embargo, os dejo unos cuantos sitios y claves a la hora de visitar:

-          El Louvre, los viernes por la tarde es gratis y merece la pena verlo de noche. 

-          La Orangerie. No todo el mundo hace cuadros de 12 metros de largo estando casi ciego. Pintura impresionista y post impresionista en la que la principal atracción son Los nenúfares (en francés Les nymphéas) de Monet. Preparad la cámara y disfrutad, son 8 cuadros en los que plasma los jardines de su casa en Giverny, a unos 50 km de París. Estos jardines se pueden visitar en un día, si tenéis tiempo, cogiendo el tren por la mañana y volviendo por la tarde, son una pasada

-          Musée d´Orsay. Simplemente único. Lo pongo no porque nadie lo conozca, si no porque creo que nadie puede abandonar París sin visitarlo.

-          Bassin de La Villette y Canal de St.Martin. Son zonas que de por sí no tienen quizás nada especial. No hay grandes monumentos ni museos que visitar, pero merece la pena darse un paseíto y ver algo de vida parisina. Si hace bueno, comprad comida para llevar en algún lado y comerla a orillas del canal con una botellita de vino.

-          Coged el metro y bajaros en Belleville, línea 2. Para mí uno de los sitios más cosmopolitas de París. Se habla de todo menos francés y merece la pena subir por una callejuela que se llama Rue Ramponeau, en la que hay un centro cultural brutal que se llama La Kumunne, no tengáis miedo a entrar. Se reconoce por los súper graffitis que hay en los muros de fuera. Seguid subiendo esa calle y al final de todo, está el Parc de Belleville. Las mejores vistas de todo París.

-          Institut du Monde Arabe, situado justo donde termina el Pont Sully, en la orilla sur. Subir a la 9a planta es gratis y merecen la pena las vistas, de verdad. Una de las paredes del edificio está diseñada con unas placas metálicas, tipo los obturadores ópticos de las cámaras fotográficas, que en función de la luminosidad y la temperatura, se abren más o menos, dejando pasar más o menos luz. Sé que esta frikada es lo de menos, pero subid.

-       Visitar La Défense de noche fue una de las cosas que más me impresionó la última vez que fui. 

París2)      Comer sano, comer bien.

-          Si queréis comer bien, Le Tambour. Recomendable su solomillo con foie de pato.

-          Si queréis comer romántico y tirado de precio en Monmartrel, Le Tire Buchón. Una crêperie en la que todo el local está inundado de notas, tarjetas, post-its y fotos que la gente deja de recuerdo cuando va.

-          Cualquier mañana es buena para darse un paseo por La Rue Mouffetard, en el barrio latino. Los mercados salen a la calle, frutas, verduras, quesos, vinos…en fin, un popurrí de sabores y olores que merece la pena vivir. 

3)      Vida en París, sé un judío más en Le Marais.

-          Los domingos es el día perfecto para visitar Le Marais, el barrio judío. Pasar el día por las callejuelas de Le Marais, disfrutar de un cafetín después y rondar las tiendas vintage de la zona, puede ser un buen plan para la tarde de domingo. No dejar de lado Place Des Vosges. Perdeos por las callejuelas…

-          Jueves y viernes por la tarde es hora de tomar cervezas en los bares de Bastille.

París


4)      Paris mon amour. Sitios para besar.

-          Parc des Buttes Chaumont. Se trata de, para mi, el parque más bonito de todo París. Tiene un lago central y un mirador en forma de torreta al que se accede por una pasarela colgante perfecto para ir a ver atardecer. 

-          Los demás me los guardo para mí.

No hay comentarios:

No hay comentarios:

Publicar un comentario